VOLVER A PÁGINA PRINCIPAL EL OJO (Algunos términos)
Pincha aquí para ir arriba

Vision de Órganos anexos del ojo

Musculos que sujetan y hacen que se mueva el glogo ocular, oblicuo mayor, elevador del párpado, recto superior, recto interno, recto externo, recto inferior, oblicuo menor

CAPAS DEL GLOBO OCULAR

Una visión transversal del globo ocular muestra:
  • TRES CÁMARAS RELLENAS DE LÍQUIDOS
    • La Cámara anterior
      (entre la cornea y el iris).Rellena por humor Acuoso
    • La Cámara posterior
      (entre el iris, los ligamento que sujetan el cristalino y el propio cristalino) . Rellena por humor Acuoso
    • La Cámara Vitrea (entre el cristalino y la retina). Rellena por un liquido más viscoso

LA FORMACIÓN DEL OJO

La Córnea:
Es una membrana transparente que se encuentra debajo de la conjuntiva y que está en contacto directo con el exterior.
La córnea permite que los rayos de sol pasen al interior del ojo y se refracten.
El Iris:
Es un anillo coloreado que se encuentra justo al lado de la córnea. Esta membrana da el color a los ojos y está formada por pequeños esfínteres (en forma de anillo) y de músculos
dilatadores que regulan la cantidad de luz que penetra en el ojo, determinando así el tamaño de un orificio circular denominado Pupila o "niña del ojo" a través de la cual pasan los rayos
luminosos y además nos permite distinguir el interior del globo ocular. El iris se encuentra unido con la coroides por medio del Músculo Ciliar y de unos músculos radiales denominados Procesos Ciliares..
Arterias y venas:
Las arterias y venas aseguran un constante fluir de sangre a todo el ojo. Pasan desde el nervio óptico hasta llegar a todo el cuerpo vítreo.
La retina:
Es una membrana sensible a la luz situada en el fondo del globo ocular. En ella se encuentran células receptoras de luz especiales llamadas conos y bastones. Estas células se encargan de transformar la luz en mensajes eléctricos que son llevados al cerebro por medio del nervio óptico.
Los Procesos Ciliares
Es una capa vascular, delgada y pigmentada, que se extiende por todo el globo ocular hasta el nivel de la córnea, permitiendo el riego sanguíneo a la retina y llevando arterias y nervios a la parte anterior del ojo. Se continúa con el iris. A ella se une el cristalino por medio de los filamentos denominados Procesos Ciliares.
La Esclerótica:
Capa externa formada por un resistente tejido fibroso que recubre el globo ocular, se continúa hacia adelante con la córnea y hacia atrás con la vaina externa del nervio óptico. Contiene finos vasos sanguíneos que hacen que cuando el ojo está irritado parece que se encuentra inyectado en sangre.
La Cápsula del Cristalino:
Es una membrana contráctil y muy resistente que rodea al cristalino y se fusiona con las fibras de la zónula ciliar. Esta membrana es capaz de regenerar el cristalino cuando éste ha sido extraído por algún motivo. También interviene en la acomodación del cristalino para el enfoque de objetos.
La Zónula:
Es una membrana anular que se inserta en el ecuador del cristalino y en estado normal lo aplana. Cuando el músculo ciliar se contrae, relaja la zónula con lo cual aumenta la convexidad de sus caras y así se logra enfocar los objetos.
La Fóvea:
La fóvea es el punto focal de la retina. Denominada tambien "MANCHA AMARILLA" se encuentra situada en el extremo del diámetro anteroposterior del ojo, está formada por conos alargados y delgados y como carece totalmente de bastones es la zona más sensible de la visión porque además, en ese lugar, las capas de la retina se separan de modo que la luz incide directamente sobre los conos.
El Punto Ciego:
Es el punto de salida del nervio óptico en la retina. Es insensible a la luz por carecer de células visuales.
La Conjuntiva:
Membrana delicadísima y muy sensible, recubre la parte interna de los párpados y se dobla continuando sobre la córnea. El color rojizo que presenta se debe a la abundancia de vasos sanguíneos que posee
El Cristalino:
Es una lente biconvexa, más abombada por detrás, que centra y enfoca las imágenes. Se encuentra unido a la Coroides por medio de unos músculos filamentosos llamados Procesos Ciliares de modo que cuando estos se contraen, tiran de los bordes del cristalino y aumentan o disminuyen su convexidad logrando que la imagen quede enfocada en la retina.
El Músculo Ciliar:
Es el agente directo que permite la deformación del Cristalino para enfocar y centrar la visión del ojo.
El Nervio Óptico:
Segundo nervio craneal, formado principalmente por axones y salientes centrales de células de la capa ganglionar de la retina que salen por el conducto óptico y transmiten las sensaciones visuales al encéfalo. La zona de la retina donde el nervio óptico abandona el ojo se llama punto ciego, y en esa zona no existen células visuales siendo insensible a la luz.